Tratamientos naturales y como prevenir la Rinitis

Además de los tratamientos tradicionales, también existen tratamientos naturales que ayudan a prevenir y aliviar los síntomas.

Inhalación: Las mejores plantas para mejorar la rinitis son el eucalipto y el tomillo. Sólo tiene que hervir una taza de agua y añadir una gota de aceite esencial de eucalipto y tomillo. Respira profundamente el vapor. Si es necesario, repita el proceso.

Inhalación: Las mejores plantas para mejorar la rinitis son el eucalipto y el tomillo. Sólo tiene que hervir una taza de agua y añadir una gota de aceite esencial de eucalipto y tomillo. Respira profundamente el vapor. Si es necesario, repita el proceso.

Té verde: El té verde tiene numerosas propiedades para la salud y bajo contenido de teína, por lo que puede consumirse regularmente. En casos de rinitis alérgica, el té verde contiene un compuesto que previene la producción de histamina, reduciendo y aliviando la reacción y los síntomas de la alergia.

Infusión de jengibre, limón y miel: Tanto el jengibre como el limón ayudan mucho a mejorar el estado de las vías respiratorias. Hervir un trozo de raíz de jengibre picada durante 5 minutos. Dejar reposar otros 5 minutos, añadir el zumo de ½ limón y 1 cucharada de miel antes de consumir.

Solución salina: lavar las fosas nasales con solución salina u otras soluciones salinas es eficaz para eliminar los alérgenos adheridos a la mucosa nasal en los casos más ligeros. El lavado se puede hacer varias veces al día y se puede utilizar para limpiar la cavidad antes de la aplicación de otros medicamentos.

Algunos métodos para aliviar los síntomas

  • Beba mucho líquido, agua, jugo verde, agua de coco y tés especialmente calientes. Este vapor de té ayuda a hidratar las vías respiratorias, mejorando los síntomas.
  • Beba mucho líquido, agua, jugo verde, agua de coco y tés especialmente calientes. Este vapor de té ayuda a hidratar las vías respiratorias, mejorando los síntomas.
  • Preste especial atención a su sueño: dormir bien es esencial para su inmunidad.
  • Humedezca la mucosa nasal con solución salina.
  • Evite usar ropa que se haya guardado durante mucho tiempo, ya que puede contener hongos, un factor alergénico muy común.
  • Evite usar ropa guardada durante mucho tiempo, ya que puede contener hongos, un factor alergénico muy común.

¿Cómo prevenir la rinitis?

  • En primer lugar, siempre piense en maneras de mejorar su inmunidad. Incluir alimentos antiinflamatorios y minerales como el zinc y el selenio, además de la vitamina C, siempre ayuda mucho.
  • Mantenga las manos limpias en todo momento y evite poner las manos sobre la boca o la nariz. Los gérmenes permanecen en las manos. Es muy recomendable sonarse la nariz o toser en un pedazo de papel o pañuelo en todo momento. Esta es una buena manera de evitar que los gérmenes estén demasiado presentes en el medio ambiente.
  • Beba mucho líquido. El agua limpia tu cuerpo! Los tés calientes ayudan a eliminar bacterias y otros virus, y también hidratan el cuerpo. Podemos considerar que el agua o el té «diluye» los gérmenes, lo que permite una eliminación más rápida. He aquí una gran receta de té para mejorar la inmunidad.
  • Respire aire fresco. Esto puede parecer paradójico, pero el aire fresco puede mejorar la resistencia al frío. Especialmente en los meses de invierno, el cuerpo es muy vulnerable al frío.
  • Haga ejercicios físicos regularmente, ya que ayuda a desarrollar el sistema inmunológico para que sea más resistente contra los invasores (virus y bacterias).
  • Invierta en probióticos. Los estudios han demostrado que comer probióticos una vez al día puede reducir la probabilidad de un resfriado o rinitis en un 25%. Estas bacterias estimulan el sistema inmunológico.
  • Evite fumar. Cuando fumamos, paralizamos las pestañas de la nariz. Se retienen menos gérmenes y el cuerpo se debilita. Los expertos creen que fumar un cigarrillo puede paralizar las pestañas durante 30 a 40 minutos.
  • Reducir el consumo de alcohol. Grandes cantidades de alcohol destruyen el hígado, que es uno de los principales órganos responsables de la eliminación de gérmenes. Además, el alcohol causa deshidratación del cuerpo y su uso es contrario a la prevención de la gripe.
  • Practique la meditación y la relajación. Los estudios han demostrado que la relajación puede activar el sistema inmunológico. De hecho, las interleuquinas, moléculas importantes en el sistema de defensa de la gripe, la rinitis y los resfriados, se encuentran en mayor proporción en el flujo sanguíneo. Entonces aumentarás tus defensas.
  • Hidrata las vías respiratorias. Mantener las vías respiratorias siempre hidratadas evita las enfermedades respiratorias. Una inhalación con solución salina o aceites esenciales es una gran opción.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *