Qué es la eccema

Con el término “eccema” no se hace referencia a una única enfermedad de la piel, sino a una serie de alteraciones cutáneas que tienen un conjunto de características comunes, lo que les proporciona una apariencia muy similar, aunque no idéntica.

que es el eczema

De hecho, resulta relativamente fácil confundir un tipo de eccema con otro, y ello no sólo entre los profanos en la materia, sino incluso entre los propios médicos. Si siempre conviene consultar al especialista antes de intentar combatir cualquier enfermedad, en el caso del eccema las indicaciones médicas adquieren una especial relevancia. O dicho más llanamente: hay que evitar la utilización de pomadas o ungüentos “que fueron muy bien para el eccema de mi sobrino”, “que se parece al de mi hijo”.

A pesar de las semejanzas, es posible distinguir diferentes tipos de eccema. Los más comunes en los niños son la dermatitis atópica o eccema atópico, el eccema seborreico y la dermatitis de contacto en su forma irritativa.

La primera es una enfermedad de la piel caracterizada por la aparición de áreas enrojecidas, algo hinchadas, que pican mucho. En general, las zonas inflamadas presentan pequeñas prominencias, como ampollitas, y se encuentran humedecidas por un exudado; es típica también la formación de costras y la descamación. Un importante rasgo de la dermatitis atópica es su tendencia a la cronicidad, al menos, a la evolución lenta y las recaídas.

Lo normal es que esta patología aparezca a los dos o tres meses de vida, aunque puede presentarse más tarde, durante el primer o el segundo año, y muy raramente después de los cinco años. Las primeras lesiones rojizas y exudativas se localizan en las mejillas; desde ahí, pueden extenderse al resto de la cara, el cuello, las muñecas, las manos, el abdomen, y afectar, incluso, a brazos y piernas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *