¿Es posible controlar el dolor?

El dolor crónico es un padecimiento sobre el cual trabajan expertos de todo el mundo, definiendo los objetivos a lograr y los recursos más adecuados para alcanzarlos de la manera menos gravosa, en términos de repercusiones sobre el resto de la salud en general.

dolor controlar como

 

En algunas afecciones como el asma bronquial o la enfermedad por reflujo gastroesofágico, se suele utilizar la expresión “días libres de síntomas”. Pero esta concepción no se aplica al campo del manejo o tratamiento del dolor. No obstante, investigadores de la California School of Professional Psychology, de San Francisco (EE.UU.) y del California Pacific Medical Center, de la misma ciudad estadounidense, practicaron un estudio al respecto. Su objetivo representó un esfuerzo para desarrollar el concepto de “días de control de dolor aceptable o manejable”. Ello reflejaría el uso diario estratégico de analgésicos, de modo de lograr un nivel aceptable de realización de actividades deseadas, a la vez que se redujeron al mínimo los posibles efectos colaterales o secundarios, propios de todo medicamento. Para ello, analizaron cuales serían los parámetros para establecer un “día aceptable en el control del dolor”.

Los especialistas efectuaron su investigación en 53 pacientes ambulatorios (no internados) con dolor persistente, moderado o grave. Este dolor obedecía a problemas de artrosis en 18 casos, a cáncer metastásico en 15 pacientes y a lumbalgia en los 20 restantes.

En primer lugar, los autores, liderados por Diane C. Zelman, señalaron que los pacientes prefirieron la acepción “manejable” o “tolerable” a la de “aceptable”, para designar la situación investigada. El análisis pormenorizado de los atributos de un “día de control del dolor manejable/tolerable” incluyeron aspectos tales como:

  • Sentir que el dolor no producía tanta incomodidad.
  • Posibilidad de realizar actividades consideradas como importantes para esa persona
  • Alivio de la irritabilidad y el malhumor general, originado por la presencia del síntoma
  • Disminución de los efectos secundarios de la medicación
  • Sentirse lo suficientemente bien como para poder participar en actividades sociales
  • En el caso de los pacientes con cáncer, se incluyeron: una sensación de alivio a la fatiga y la capacidad como para sentir que ese día fue positivo, a pesar de las limitadas expectativas de vida.
    Aunque estos parámetros, muchos de los cuales pueden ser considerados como subjetivos, deben ser analizados y discutidos entre los diversos actores involucrados en el control del dolor (médicos, asistentes de salud, farmacéuticos, etc.), brindan un punto de inicio para mejorar estrategias de tratamiento.

En otras palabras, el dolor no debe ser considerado más como una situación inevitable y en muchos casos sin resolución. Lejos de este concepto, la opinión de los propios afectados sirve para el desarrollo de nuevos enfoques de tratamiento, es decir, uso de drogas conocidas o en desarrollo que cumplan con los objetivos de un “día de dolor controlable o tolerable”.

Converse este tema con su médico y participe lo más activamente posible en la lucha para lograr que la mayoría de los días su dolor sea controlable.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *