Alergia a los Esmaltes

El esmalte, además de dejar nuestras uñas bonitas, auxilia en el fortalecimiento y protege de agresiones diarias. Pero lo que la mayoría de la gente no sabe es que puede sí causar alergias. Y hoy en día, con tantas opciones en colores y marcas, tener alergia a los esmaltes es realmente lamentable!

Los principales causantes de reacciones alérgicas están presentes en la resina del esmalte, que tienen como función dar la adherencia y la durabilidad al producto. Otro causante de reacción alérgica es el tolueno (solvente de la fórmula tradicional de esmaltes) y la mica (un pigmento utilizado en los esmaltes centelleantes y perlado).

La alergia al esmalte, aunque no tiene cura, puede ser controlada usando esmaltes antialérgicos o adhesivos de uña, por ejemplo.

alergia a los esmaltes

¿Usted tiene alergia a los esmaltes?

Los tipos de alergia varían de persona a persona. La más común es la llamada dermatitis de contacto: una reacción inflamatoria en la piel, que puede ocurrir en las cutículas y también en los párpados, por el contacto del esmalte con la piel fina y sensible de esas regiones.

¿Cuáles son los síntomas?

Para identificar la alergia al esmalte, es importante estar atento a la aparición de algunos síntomas como:

  • Uñas frágiles, que astillan y se rompen fácilmente
  • Piel enrojecida con bolitas alrededor de las uñas, ojos, cara o cuello.
  • Picazón y dolor en la piel de los dedos, ojos, cara o cuello.
  • Burbujas de agua en los dedos.
  • Piel seca y descamativa en los dedos, ojos, cara o cuello.

En caso de alergia al esmalte, no todos los síntomas deben estar presentes. Por eso, si comprueba que sus uñas están débiles o quebradizas sin razón aparente, o si siente enrojecimiento o picazón en la piel, se debe consultar al dermatólogo tan pronto como sea posible.

Recuerde, sin embargo, que las uñas débiles y quebradizas no siempre son sinónimo de alergia al esmalte, pudiendo estar asociadas a otros factores como uso constante de uñas de gel o debido a enfermedades como anemia.

Tratamiento para la Alergia

Una vez que no existe cura para la alergia al esmalte, sólo hay la opción de usar remedios antialérgicos que disminuyen los síntomas, hay algunos consejos y alternativas que pueden ayudar a evitar la alergia como:

  • Cambio de marca de esmalte, ya que la alergia puede ser a ciertos componentes de marcas específicas.
  • Utilizar el removedor de esmalte hipoalergénico, nunca acetona, ya que ésta puede agravar las reacciones de alergia en la piel, pudiendo incluso ser irritante para la piel.
  • Utilizar esmaltes sin Tolueno o Formaldehído, los principales químicos causantes de la alergia al esmalte.
  • Utilizar esmaltes hipoalergénicos o antialérgicos, hechos sin sustancias que puedan causar reacciones de alergia.
  • Utilizar adhesivos para la uña para decorar las uñas, en lugar de esmalte.

Medicación para Alergia a Esmaltes

El tratamiento para la alergia a esmalte de uña o dermatitis de contacto se realiza a través de medicamentos para controlar las lesiones, como en cualquier otra alergia.

Si se confirma la alergia, el médico puede iniciar el tratamiento con medicamentos antialérgicos (como Loratadina o Allegra), o con corticoides (como Betametasona), que sirven para aliviar los síntomas de la alergia. Estos medicamentos se pueden utilizar en forma oral en comprimidos, o en forma de pomada para aplicar directamente a la piel.

Esmaltes Hipoalergénicos

La fórmula de los hipoalérgicos fue cuidadosamente elaborada para garantizar salud, belleza y bienestar al público femenino. Esta línea de productos se diferencia de las demás porque presenta una menor cantidad de sustancias químicas, en especial el tolueno y el formaldehído, dos componentes que pueden causar irritaciones y alergia. Los esmaltes hipoalergénicos poseen fórmula enriquecida con calcio, durabilidad y secado rápido.

Algunas sugerencias de productos que tienen la opción hipoalergénica o no causan alergia:

  • Esmalte Risqué
  • Base Mavala
  • Removedor de Esmalte Impala
  • Esmalte Hipoalergénico Impala

Algunas personas más sensibles pueden presentar reacciones alérgicas incluso a los esmaltes hipoalergénicos, pues hipoalergénico no significa estar 100% de los alérgicos. La lectura atenta de las etiquetas de los esmaltes siempre se recomienda. Es interesante tener en cuenta la composición de las bases y los removedores de esmalte. Las uñas acrílicas también pueden provocar alergia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *